lunes, 20 de abril de 2009

estos días melancólicos

Intento volver a los viejos buenos tiempos.

La brisa del otoño me trae recuerdos de cuando éramos chicos, de las pascuas en lo de la abuela, de los regalos de nuestros viejos, de nuestras tontas peleas y los juegos con los primos.

¿Hace cuanto que no nos sinceramos? Ni siquiera se cuando fue la última vez que hablamos en serio. Y la verdad es que extraño tu preocupación y dedicación por la única mujer de la familia, por tu única hermana.

Se que estoy siendo egoísta y que mis celos son evidentes, pero toma, esto es lo que siento. Se que sabes donde encontrarme.



Copyright © 2009 AgradoProducciones Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.




4 comentarios:

Ligia dijo...

Muchas veces las distancias se hacen eternas. He recordado a mi hermano mayor, al que hace muchos años no veo, y tanto yo como él sabemos dónde encontrarnos, pero cada vez cuesta más... Abrazos

u.V dijo...

La familia es importante, si la podemos cuidar, es bueno reconocer que ha habido orgullo y egoísmo, porque somos humanos, y ser sinceros vale cuando hay intenciones reales de comenzar a cuidar ese vinculo tan importante que es la familia.
Muy lindo blog, me trajo recuerdos de mi familia en Argentina :'(
Saluditos! Y muchas gracias por pasar por mi coso, te sigo :)

Pablo dijo...

Los dias melancolicos como esos piden a gritos telefono.

En una de esas están para mover el avispero.
Bienvenido sea no?


Y gracias por la franqueza, siempre.

Gastón dijo...

Quizás andemos sin ganas de buscar, pero obvio que siempre sabemos dónde encontrar a la persona que jamás se (nos) pierde.

Besos ahí