domingo, 3 de mayo de 2009

desde el balcón



No sabía si era un espejismo, nunca supe si alguna vez fue real.

Durante el tiempo lo sufrí como una huérfana.

Pensé que jamás podría despertar a la realidad.

Tuve miedo.

Nuestro sexo era inigualable, era poesía.

¿Acaso eso no era suficiente?

Siempre me pregunté cual era la clave para hacerlo feliz, nunca la descifré.

Entonces tome toda su miel venenosa.

Pasaron casi 8.640 horas de desencuentros y desengaños.

Sí, hay algo de vos que no se quiere ir de mí….



Copyright © 2009 AgradoProducciones Prohibida su reproducción total o
parcial sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.



11 comentarios:

Ligia dijo...

A veces viene bien que quede algo en nosotros de un amor que hemos vivido plenamente. Abrazos

Gastón dijo...

Huellas, marcas, recuerdos, sensaciones, vivencias y tantas pasiones más que quedan en nuestros interiores...

Besos inmortales

Albino dijo...

Tras el final de una relacion hay cosas que se van, pero hay muchas que se quedan como un poso y que ni siquiera desaparecen con otra nueva relacion.
Debemos tener en nuestro interior como un depósito de emociones donde se van archivando aquellas que mas nos impactaron.
Yo lo resuelvo, despues de 80 años de vida, con el día a dia y a veces el reuerdo como el de los dos años en que vivi trabajando como corresponsal de prensa, en Buenos Aires, incuido en ellos la guerra de las Malvinas.
Pásate por mi blog periodistico y conocerlas lo que cuento en algun post, y dejame como recuerdo tu logotipo como yo dejo ahora mi maquina de escribir en el tuyo
Un cariño

antonio dijo...

Siempre queda algo.
Y cuando hay buen sexo queda mas.
Volveré

Ulises V. dijo...

"Nunca supe si alguna vez fue real."
Esa sensación queda porque ya no es real, y cuando una realidad se transforma en recuerdo, dudamos, pero si fue real, pero hay que aceptar cuando algo se termina, por lo que veo queda un buen recuerdo, eso es bueno!
:)
Seguir...
Saludos!

Israel Macedo dijo...

Muchos deben identificarse aquì :)
Saludos
seguid agradando

Charlie.S. dijo...

Ay gracias por pasar !

me siento identificado, es q en un momento de mi vida senti cosas parecidas pero es bueno y creo en la palabra: es genial convertir esos momentos en un hecho artistico..


pd: siempre estoy evocando alguna frase de ese personaje tan genial de "Todo sobre mi madre" !

Teresa dijo...

Precioso poema Agrado, Cuando puedas paste por mi blog quiero compartir este premio contigo. Un saludo

http://mariateresadiaz.blogspot.com/2009/05/compartiendo-el-premio-la-amistad.html

Conchi Guirao dijo...

Pufff, el rastro de las relacciones, que doloroso y bonito en ocasiones..., cuanto sufrimiento, cuanto amor, cuanta añoranza....

Y a veces me pregunto: ¿Y por que todo esto?

Conchi.

Mari Carmen dijo...

Un poema hermoso y con un cierto sabor a tristeza. Nos suele ocurrir algo como lo que tu escribes, cuando el amor se nos marcha pero hay una pequeña parte que se resiste a desaparecer. Quizá es que aún guardamos la esperanza...

Saludos :)

alvarodrv dijo...

Ya sólo por el nombre he tenido que conocer tu blog :) Me está encantando lo que estoy leyendo, y estoy seguro de que seguirá haciéndolo. un saludo!